Hay un dicho popular que dice que solo hay 2 tipos de motociclistas: los que ya se cayeron y los que se van a caer. Y tiene mucho de verdad.
Las caídas en una motocicleta van desde las más sencillas (de ladito), un resbalón, frenar “de mas”, hasta las más complejas que pueden causar daños mayores.
No importa de que tipo, perder el control de tu moto hasta el punto de la caída suele quedar grabado en nuestra mente de forma muy negativa y en muchas ocasiones provocar un trauma que nos impide volver a sentir seguridad al manejar e incluso bloquearnos al punto de no querer volver a rodar.
Lo cierto es que no hay caída “normal”, la mayoría se produce por alguna situación que provoca que nuestras RDP (reacciones de pánico) entren en acción.

perder el control de tu moto hasta el punto de la caída suele quedar grabado en nuestra mente de forma muy negativa

Lo cierto es que no hay caída “normal”, la mayoría se produce por alguna situación que provoca que nuestras RDP (reacciones de pánico) entren en acción

Recuerdas tu primer caída? probablemente fue mientras estabas aprendiendo, y la falta de control durante una vuelta, provoco que la moto se inclinara de mas, te asustaste y eso provoco que tus músculos se tensaran y por consecuencia frenaras abruptamente…..y al suelo.
A mayor daño en la caída, mayor es el trauma que deja, y dependerá de lo que hagas a continuación, que esa impresión determine tu futuro como motociclista.
Así como cualquier trauma, debe abordarse desde una perspectiva terapéutica, y en este caso, la mejor terapia es LA CAPACITACION.  Recuerda que el cerebro aprende a base de repeticiones y para eliminar el trauma, conocer las causas de tu caída y contrarrestarlas con la técnica y la práctica, ayudaran a eliminar tus miedos, pero lo más importante es que sea con el acompañamiento y guía de un profesional con experiencia en el manejo de este tipo de situaciones.
Te caíste? no pasa nada…..sacúdete y capacítate.
Abrir chat
En que te puedo ayudar?
Powered by